Es menester que sea rock…

Entradas etiquetadas como ‘Estafas de Claro’

-III-

 

Actualmente tengo dos celulares. Son las 4:44, uno de ellos tiene la alarma puesta a las 9. El otro tiene sin habilitar la línea “por problemas de conexión”. Y un tercero que me habían prestado en manos de su antigua dueña, el cuarto que tampoco se encuentra es el que perdí hace un mes. No sé si lo perdí o lo tiré. Me parece mucha casualidad haberlo perdido justo en la semana en la que me vine a vivir solo. Con todo lo que vivir solo implica. La soledad solo se logra estando descomunicado. En que creer. O en lo que creer.

Paso un día desde que empecé a escribir esto. Ahora tengo un Alcatel sin crédito a mi lado. El otro chip nunca se activó. Error de conexión: inténtelo nuevamente, o llame al *611.

Cuando llamó al *611 me dicen esto: “ingrese su código de área”. 341. Bárbaro, lo ingreso, todo de maravilla. A continuación me mata diciendo “ingrese su número de teléfono”. Yo no se cuál es mi teléfono, porque lo estoy activando por si no quedó claro. Allí termina todo, por un error de comunicación de los forros de Claro. No sé si es apropósito, para que no activen chips robados o alguna de esas cosas. Cuestión que no compren un chip en la calle con paquete de claro y toda la bola, esos de 10 pesos, porque es al pedo.

Estoy mirando al Alcatel, viejo, destruído me acuerdo que fué mi primer celular, nunca se rompió ni perdió como tantos otros. Lo usaba el marido de mi vieja, para llevarlo al trabajo y cuidar su celular nuevo (el que tiene camarita). Nadie tiene el número de este celular. La única información personal que tengo en este celular es el e-mail de una chica que me lo pasó anoche. Estoy casi seguro de que lo anoté mal ¿De que se habla con las chicas a la que uno le saca el mail en un boliche? Porqué los mails se le dan a todo el mundo. Es el eslabón más bajo entre los tipos de histeria. Nada más frívolo que dar un e-mail y ver que pasa allá afuera. Frívolo porque aniquiló el café, o la reunión durante la semana. Tenes que superar esa barrera, y cuantas más limitaciones para llevar acabo eso hermoso que tenemos los seres humanos socializados que es reunirnos más nos alejamos, nos ponemos solos, nos escondemos. Un embole. Pero son solo estadísticas ¡Animo! Que hoy es sábado y dios pretende salir a votar mañana. Así que hoy no agita cualquiera. Se ve una porno y se va a dormir. Así que podremos ocupar las calles y llenarlas de perversión, de venguenza (tener vergüenza a la venganza). Mientras Dios piensa en su cuarto oscuro donde nada de luz puede llegar a salir. No sabe si preocuparse por estas elecciones, si son un par de humanos más tratando de jugar a la representación de un montanazo de gente ¿Alguien se lo cree? Como sabe Carrió lo que le pasa a un croata que se viene de contrabando en un contenedor de latas de sopa a rebuscársela haciendo sándwiches para vender en una plaza y mata accidentalmente a un chico con mayonesa vencida. Si ella nunca comío con él, ni siquiera lo miró a los ojos ¿Qué tenemos que hacer? No dejar entrar más a los croatas, me parece que es la solución por el momento. Jajaja. Acabo de entrar al Factbook de un amigo. Ví que se la agregó a la chica con la que yo también había hablado anoche. Miren que curioso lo de las segundas charlas  “Martina Cossettini me agregaste =) recien me aviv q cursams lado a lado.hablamos me voy un beso”. Yo escribí cualquier cosa en mi Alcatel. Pero que rica que estaba esa ginebra, el Factbook me hizo acordar a esa ginebra que ya era cosa de una resaca, que manera tan rara de funcionar tiene el recuerdo, caprichoso como dragón con angina. Que como no se puede tomar la temperatura, quiere incendiarlo todo.

Anuncios

-II-

Vengo del Mar. Me afanaron todo en la terminal ni bien llegue. El colectivo venía cargado de pendejas emocionadas de sus primeras vacaciones en Gesell, y cantaron canciones de Casi Angeles todo el viaje, ni Black Sabbath en el mp3 podía silenciarlas. Pude dormir recién 20 minutos antes de llegar a la costa. Cuando me desperté estaba perdido. Bajé buscando muchas puertas para abrir. Caí del colectivo, cuando voy a retirar el bolso, no estaba. Y fue en ese momento en el que recordé las sabias palabras de mi madre: “Guarda la plata en el bolso, por si suben algunos a robarles, vi en TN que cada vez roban más en el conurbano”. Así estaba: sin un peso y sin ropa. Tanteo los bolsillos del vaquero, y nada. La campera: nada. Estaba sin puchos. ¡Los chicos! Primer opción que pensé. Yo llegaba y tenía que llamarlos para que me digan donde esta el depto que alquilaron. Agarro el celular voy a llamar a un amigo y escucho unas palabras que me hacen estremecer:

-“Su línea no posee saldo suficiente para realizar esta llamada, llame al *500 para renovar su saldo”. Tuuu Tuuuu.

Lo que no te dice la guacha es que para renovar tu saldo necesitas de plata. Y para tener plata necesitas un bolso. Bolso que tampoco apareció cuando el chofer me dijo que me joda por perder el bolso, por quedarme dormido y no bajar con todos, y bajarme en las Toninas. El más boludo.

Pero no desanimé y pense en un plan B. SOS. Pude tener el crédito SOS, solo contaba con 3 pesos que debía usar sabiamente. Así que llamé a mi amigo nuevamente.

-Guaaaachoooooooo! Dijo mi amigo. ¿Te falta mucho?… Cual es la dir- (intenté preguntar pero me interrumpió justo) ¡Vení para la playa! Escucha que copado. Sonaba una banda parecida a callejeros, gritaba y gritaba pero no había caso, me la hacía escuchar. Corte después de cansarme de gritar en vano. Me quedaba una llamada y la mejor opcion que se me ocurrió fue llamarla a ella. Mi ex habia venido a vacacionar con su familia al mar también y me pidió que la llame para tomar unos mates alguna tarde. La llamé, tenía una excusa para verla, aparte me engañe a mi mismo pensando que llamar a otro de mis amigos iba a ser lo mismo, ya que podían estar todos en el recital, si, si es verdad, podría haber esperado pero esa fue mi opción, aparte escuchar su voz no estaba mal. Cuando escuché su voz de nuevo, todo se me derrumbo. ¿Cómo podía con tan pocas palabras tirar abajo todos los proyectos y sueños de un hombre? ¿Cómo puede ser tan despechada? Engañarme con que me puede ayudar. Decirme que no me va a dejar solo cuando la necesite. ¿A qué distancia me encontraba? ¿Cuánto tiempo había pasado? Me quedé blanco cuando escuche el tuuuu tuuuu que retumbó en mis oidos luego de escuchar su dulce y neutral voz que decía:

-“Su línea no posee saldo suficiente para realizar esta llamada, llame al *500 para renovar su saldo”

Allí estaba parado en la terminal de Las Toninas, sin crédito, sin puchos, sin guita, sin ropa, sin ganas de pescar para sobrevivir, sin haber escuchado la banda que mi amigo me obligo a escuchar. Menos mal que no tenía crédito, encontré la valija se la había llevado por error una rubia tetona. Y muy gauchita.

Nube de etiquetas