Es menester que sea rock…

Entradas etiquetadas como ‘Rosario’

Chorme me cagó el titulo copado

Tenía dos palabras largas y divertidas qué creo que las inventé yo. ERa mucho mñas acriptica e enigmatica y al mismo tiempo hablaba de lo que pasó. Claro que eso sería una foto. Pero no eran gladiadores luchando, a color sepia que se movían todo el tiempo, golpeando sin ganas de saltar a una cama suave cómo un montón de algdón. No, era un titulo que se olvidó, de todo esto, de estas teclas miradas, pero no observadas, de esta pantalla olvidada. Hablaba de cuándo llegué tarde pero en realidad era temprano. O era alrevez. Tenía que cambiar o comprar dólares, llegué para cuándo habían cerrado, el señor (un gordo con traje) me hechó, y seguramente pensó en la inseguridad, o en lo boludo que soy. Me hechó y llegué temprano, faltaba más de una hora para qué nos veamos. Ví. El relojo fue lo que ví. De mi celular, la llamé, faltaba. Miré la cúpula de la bolsa de comercio, hacía mucho calor, pleno centro,  con dólares. Sí, eran dólares.

Voy a fumar mucho esperando (pensé) mejor me compro una gaseosa y algo para comer (necesitaba intercalar los cigarrillos) voy a estar quieto mientras todos camina, mejor me voy a tomar algo por allí. Entonces hice lo que hacen todos los rosarinos cúando están al pedo: recorro la peatonal de punta a punta.

Había muy poca gente y muchos mosquitos. En la recta que me llevaba a buscar un poco del aire del río me frenaron dos chicas y me pidieron el celular para mandar un mensaje. Curiosamente: tenía crédito. Me explicaron algo de Mc Donalds, promociones, un flaco que las esperaba, me agradecieron por haberles prestado el celular, dijeron qué era raro, qué había miedo y qué las tomaban por chorras. Me sorprendí, no parecía para tanto, aunque sí, son muy forros los chetos rosarinos. Tenían razón.

A los doce metros pasa junto a mi derecha ese clavo oxidado con cianuro en el talón que todos llevamos perforado. Grito su nombre, haciéndo uso del poder de mis pulmones limpios, no estaba fumando, terminaba de tomar un trago de coca-cola, tenía la garganta aclarada por haber hecho uso del habla con las dos morochitas y grité su nombre, resonó con eco, era la esquina de Córdoba y Buenos Aires. Esa esquina también me trae otros recuerdos, qué no estaban presentes antes de escribir esto. ¡LOS COSMOS! Se dio vuelta, me vió y dijo “¡Ay, Lisandro!”. Y volteó rápido la cabeza, hacía meses que no la veía, la vi más flaca y me dio bronca. Me odié por interpretar y asociar el “ay”  a un dolor.  Ella siguió, llevándose puesta la ciudad, era mucho para frenar. Crucé la calle y me senté en la plaza a esperar. En circulos las madres y abuelas daban vueltas. Comí una galleta club social, qué estaba muuuuy derretida, era de cebolla, me pareció un espanto, odio la cebolla. Allí estaban las madres del amor y yo con tanto odio, daban vueltas, no llegaban a la veintena, pensé en sumarme, pero me pareció que estaba mal hacerlo por un ratito. Así que me quedé mirando, cómo se incorporaba gente, un chico de unos treinta años, traía un cochecito y una barba candado en su cara, era desprolija (obviamente qué no era cómo la del gordo de la casa de cambio).  Y bueno, se saludaban muy cariñosamente, enfrente había unos punk’s tomando birra y fumando faso. Me sonó el telefono, la chica estaba “libre”.

Pautamos una dirección, fuí. En el camino me fume otro cigarrilo. Volví a cuestionarme que estaba bien, que me iba a encontrar con una no-fumadora, así que no iba a fumar por un tiempo. Aunque terminé fumando varios cigarrillos y fui picado por muchos mosquitos. Nada pasó. No conseguí ningún tipo de cambio. Llegué tarde.

555*Me llegó un mensaje más tarde, de un desconocido qué decía:  “no estoi en mcdonalds”.

Los Pica, Pica

-Saludo, presentación.

Agus- Nos encontramos en el estudio con el doctor Ignacio Obama. Director de el Instituto Paranormal Rosario. ¿Pariente de Obama?

IO-Sí, primo segundo. Pero eso es algo delicado… nos está avergozando en este momento a toda nuestra familia. Así quea ese tema, preferiría no tocarlo…

A- Entiendo, entiendo…. Pasemos entonces a lo que nos compete, está aquí, para presentarnos su último libro “Los pica, pica”. ¿De que trata la obra?

-Libro “los pica, pica”.

IO- Bueno, “Los pica, pica” es una investigación, con muchos años de trabajo, en torno a el accionar de unos seres que están entre nosotros, que yo he llamado “los pica, pica”.

A- ¿Quiénes serían estos seres?

IO- Han tenido muchos nombres, actualmente, los conocemos cómo mosquitos. Pero en realidad ellos nos han puesto nombre a nosotros. Desde antes que nosotros estemos aquí, ellos ya habitaban el planeta tierra. Con un firme propósito… El de sacarnos información a partir de la sangre ¿Usted nunca se preguntó porque no hay otro animal cómo el mosquito? Que se empecine en sacar sangre a sabiendas que le costará la vida. Siglos así, solamente su siniestro propósito lo explica….

A- ¿Qué quieren?

IO- En principio… convertirnos en helicópteros, se vengarán, yo estoy seguro. Tuve una reunión con su líder, que me dijo que íbamos a aprender a sentir lo que ellos sienten. Estem… creo que nos convertirán en helicópteros.

A- ¿ Te reuniste con el líder de los mosquitos, perdón… los “Pica, pica”?

IO- Yo no diría reunir, se apareció en mi casa y me amenazó. Nunca pararon, sigo despertándome a mitad de la noche por culpa del teléfono que suena y… escucho…

A- ¿Qué escuchas?

IO- Shhhh….. (Sonido de mosquito).

TANDA.

A- Recapitulemos, en tu libro “Los Pica, pica” vos sostenes que los mosquitos planean transformarnos en helicópteros en forma de venganza ¿Cómo harán esto?

IO- Primero, van a transformarnos en helicópteros porque ellos saben cómo hacerlo. Hace miles de años que vienen chupando nuestra sangre. Han evolucionado conociendo a la perfección nuestra esencia. Es más, si habrás leído el décimo capitulo, del libro, verás el poder que tienen sobre nuestras mentes que desconocemos. Han controlado la mente de nuestros gobernantes para meterme miedo. ¿Te parece casualidad la nula colaboración del gobierno en su aniquilamiento? El gobierno armó un pacto con ellos a cambio de tecnología ¿Viste los semáforos que caminan los hombres y van subiendo la velocidad? Bueno, es tecnología “Pica, pica”.

A- Bien… Hablás de evolución, pero… ¿Cómo llegarán a convertirnos en helicópteros?

IO- Ahora son capaces de matarnos. Existen unos “Pica, pica” más reaccionarios que aquellos que nos quieren convertir en helicópteros. Los que yo he llamado los “Blancos”. Popularmente conocidos cómo “dengues”. Por otra parte están los que con el paso de los años, nos convertirán en seres voladores. Es cuestión de que puedan asimilarlo, así descubrí todo, cuándo metí mis narices en dónde no debía.

A- ¿Qué fue lo que viste?

IO- Me encontraba trabajando el ADN de un “Pica, pica” hallado en mi vaso de cerveza cuando, en el momento de colocar el pequeño ser en mi microcopio, esté comenzó a decir… “los vamos a matar a todos, humanos hijos de puta…” Son muchos Agustín, por favor que todos los que están escuchando tomen sus ojotas y maten, no tengan piedad…

A- Muchas gracias Señor Ignacio Obama, esperemos encontrarnos listos para el verano, que ya! Se aproxima. Lo esperamos tener nuevamente aquí con más informes sobre actividades no convencionales del instituto paranormal de rosario.

IO- Gracias a usted Agustín por el espacio, espero poder volver, son muchas las cosas que nos enteramos en el instituto paranormal de rosario y es realmente un bien mayor lo que tu, joven, haces para con la verdad.

A- Muy bien! Nos despedimos, querés algún tema?

IO- Sí, el de Cocoon….

La sed de información

 

 

Nube de etiquetas